Pensamientos del Caminante II

No vueles como un ave de corral, cuando puedes volar y subir como un águila.

A veces se consigue más con una palabra afectuosa que con tres horas de pelea.

Voluntad, energía: lo que hay que hacer se hace sin vacilar.

Eso que dices, dilo en otro tono, sin ira y ganaras fuerza y no ofenderás.

No seas veleta, no empieces a cada momento algo nuevo, fíjate el objetivo y persíguelo hasta el fin.

¡¡ Eres tan joven ¡! Me pareces un barco que emprende la marcha. Esa desviación de ahora si no la corriges hará que al final llegues a puerto.

Fdo. El Caminante.