Relájate

Nos hemos acostado tarde. Hemos dormido poco.

Acabamos de abrir los ojos y ya estamos pensando en las miles de cosas que tenemos que hacer hoy. Un día largo y agotador…. nos sentimos ya cansados. ¡Y aún ni nos hemos levantado!

Es necesario hacer algo. Esa actitud ante el nuevo día debe modificarse. Necesitamos empezar el nuevo día con buen pie, una inyección de energía que nos permita disfrutar de todo lo bueno que sin duda el día nos depara.

Podemos empezar el día recibiéndolo como si de un milagro se tratase, un día único que hay que aprovechar y saborear al máximo, el “Aquí y Ahora”.

Una actitud que sin duda hara que nuestros problemas pierda intensidad y que nos hara tomar el nuevo día de forma más positiva.

En definitiva, no estaremos haciendo otra cosa que darle al día un mayor sentido.

Por tanto, debemos ser plenamente conscientes que lo más importante ante un nuevo día es la actitud con que lo recibamos. Una actitud negativa nos hara ver la jornada como un cúmulo de contratiempos y de problemas, por el contrario, una actitud positiva nos dará fuerzas para disfrutar del día.

Como adoptar una actitud positiva.

  • Sonriendo: Además de facilitar la comunicación con los demás la sonrisa es una de las formas más inteligentes de alejar las preocupaciones.
  •  Divirtiéndonos: Intentar hacer aquello que más nos gusta y tratar de buscar la ilusión en el día a día, en el trabajo, en la rutina diaria.
  • Siendo nosotros mismos: Debemos sentirnos satisfechos con lo que somos, con lo que tenemos, con lo que hacemos.
  • Agradeciendo y Valorando lo que hacemos: Nuestra familia, nuestros amigos, son sin duda “algo bueno” que hemos conseguido en nuestra vida y de los que podemos “disfrutar”, porque siempre están allí.
  • Afrontando los Problemas: Debemos empezar por darle al problema su justa medida. Analizar si realmente es tan importante como para que nuestro estado de animo, “nuestro día”, se vea afectado o alterado.

 Ejercicios Prácticos:

  • Mentalmente, saluda al nuevo día con una propuesta de nuevas intenciones.
  • Realiza sencillos ejercicios de estiramiento (cuello, espalda, brazos, cintura, piernas).
  • RESPIRA Profundamente.

Fdo. Miguel Arjona.